Una joven murió en las últimas horas tras permanecer varias semanas en coma, producto de los golpes que recibió por parte de sus vecinos.

Se trata de Lidia Sanguino, una pobladora de la comunidad de San Bernardino, Estado de México, México, quien el pasado mes de octubre fue golpeada por dos mujeres, acompañadas de varios hombres, por supuestos conflictos previos.

Sanguino de 18 años, recibió tantos golpes que le provocaron un traumatismo craneoencefálico, además de daños en la columna vertebral. Permanecía internada en el Hospital de Ixatapaluca, pero por la gravead de los mismos no resistió.

Ante esta tragedia, la familia de la joven exige se haga justicia y se detenga a los responsables, de quienes se desconoce su paradero; incluso han realizado toma de carretera.

La joven estuvo en coma desde octubre en Ixtapaluca. Foto: El Heraldo Mx

Joven deja un bebé huérfano

Lidia deja huérfano a un bebé de 11 meses de edad, quien fue nombrado como Fidel en honor a su abuelo, quien ahora deberá hacerse cargo de la criatura.

El cuerpo de la joven fue velado en su lugar natal, a orillas de un camino de terracería, donde se levanta una casa de lámina, palos y lonas, en la que vivía.

La joven fue enterrada en el cementerio local. Familia, amigos y vecinos siguen exigiendo se haga justicia para la joven madre.

Pintan bardas para exigir justicia por Lidia. Foto: El Heraldo Mx

LEA TAMBIÉN: Video: El milagroso rescate de Azka, el niño que sobrevivió dos días bajos escombros tras terremoto en Indonesia