El oleaje del Golfo de México arrojó a los peces "por millares" el viernes en el condado Brazoria, el cual se encuentra a más de 64 kilómetros (40 millas) al sur de Houston, indicaron funcionarios de Quintana Beach County.

Los bajos niveles de oxígeno disuelto en el agua complicaron la respiración de los peces, señalaron funcionarios del Departamento de Parques y Vida Silvestre de Texas.

El fenómeno es común durante el verano, cuando se elevan las temperaturas, señaló la agencia.

LEA: Encuentran miles de peces muertos en río entre Polonia y Alemania

Aunque nadie ha vinculado este incidente específico con el cambio climático, los investigadores han dicho que ese tipo de eventos podrían volverse más frecuentes a medida que suben las temperaturas y disminuyen los niveles de oxígeno en los lagos de Estados Unidos y Europa.

Posible causa

Los niveles de oxígeno disuelto en el agua se incrementan con la fotosíntesis, el proceso a través del cual las plantas transforman la luz solar, el agua y el dióxido de carbono en oxígeno.

Cuando hay menos luz solar, la fotosíntesis disminuye y por las noches se detiene. Pero las plantas y animales en el agua continúan consumiendo oxígeno al mismo ritmo, lo cual reduce su concentración, señalaron funcionarios de Parques y Vida Silvestre de Texas.

La lacha escamuda, que los pescadores suelen utilizar como carnada, fue la especie más afectada, añadió el departamento.

Para el domingo por la noche, la mayoría de los peces muertos ya habían sido retirados de Quintana Beach, salvo por algunos que no pudieron ser sacados con maquinaria, indicaron funcionarios del condado.

VEA: Lluvia de peces sorprende a los habitantes de Centro Poblado en Yoro