Aliyah Lynette Jaico, una niña de tan solo 8 años, perdió la vida luego de quedar atrapada en la tubería de una piscina del hotel en el que se hospedaba junto a sus padres.

El pasado 23 de marzo la familia llegó al hotel ubicado en el 12801 Northwest Freeway, en Houston, Texas, Estados Unidos. Aquel día, la familia Jaico decidió disfrutar de un merecido descanso alquilando una habitación en el establecimiento, con la intención de pasar un día relajado en la piscina "lazy river".

Mientras Aliyah se divertía junto a sus hermanos en la piscina, jugando y riendo bajo el sol, ocurrió algo impensable. Repentinamente, alrededor de las 5:20 de la tarde, desapareció de la vista de sus padres.

La desesperación se apoderó de la familia cuando se percataron de que Aliyah no estaba en su lugar habitual. Tras una búsqueda frenética, alertaron a las autoridades sobre la desaparición de la niña en la piscina.

La tragedia se confirmó cuando el Departamento de Bomberos tuvo que intervenir para rescatar el cuerpo de Aliyah. Utilizando una cámara especial, lograron acceder a la tubería de la piscina, donde lamentablemente encontraron a la niña ya sin vida.

La causa de su muerte fue determinada como ahogamiento y asfixia mecánica, un desenlace devastador para la familia Jaico.

Ante esta dolorosa pérdida, la familia decidió emprender acciones legales. Establecieron una demanda por valor de $1 millón, buscando justicia para Aliyah y responsabilizando al hotel por el accidente que le arrebató la vida a su pequeña hija.

Hombre fallece tras caerle una estatua en plena iglesia