Un hombre mató a su hijastro de dos años al lanzarlo de unas gradas de la casa donde vivían debido a que no soportaba su llanto, en La Concordia, Cúcuta, en Colombia, informó El Tiempo.

De manera preliminar, los familiares manejaban que el bebé había caído de las escaleras dela vivienda de forma accidental tras un descuido.

Sin embargo, las autoridades, tras recoger el testimonio del padrastro, identificado, como Jhosman Arley Cárdenas Pérez, notaron algunas inconsistencias y se decidieron por investigar más.

Resulta que el dictamen forense arrojó que el menor murió por "múltiples lesiones en el cuerpo", lo que planteaba dos escenarios: lesiones por la caída o golpes proporcionados por el padrastro.

Entonces, los oficiales encargados del casos, se fueron a interrogar nuevamente a este sujeto.

Y para la sorpresa de los familiares, este confesó que empujó por las gradas al menor, en un momento de desesperación, tras no soportar sus gritos y llanto, provocándole la muerte.

Además, reveló que todo pasó cuándo la progenitora estaba cumpliendo con su faena laboral, mientras él se dedicaba a cuidar el pequeño.

Tras aceptar el asesinato, a este sujeto lo señalaron de cometer los delitos homicidio agravado, tortura agravado y violencia intrafamiliar.

Finalmente, ante un juez este hombre aceptó los cargos y fue remitido a una cárcel de máxima seguridad en Colombia.

De interés: Video: en plena vía pública roban y golpean a futbolista del Boca Juniors argentino