El papa Francisco lanzó hoy un "llamamiento urgente" para evitar "una espiral de se violencia con el riesgo de arrastrar a Oriente Medio a un conflicto bélico aún mayor" y pidió a la comunidad internacional que ayude a israelíes y palestinos a vivir en "dos Estados vecinos".

"Hago un llamamiento urgente para que se detengan todas las acciones que pueden alimentar una espiral de violencia con el riesgo de llevar a Oriente Medio a un conflicto aún mayor. Nadie sebe amenazar la existencia de otro", dijo el pontífice, que sigue con "preocupación y también dolor" los acontecimientos tras el ataque de Irán a Israel

Oriente Medio afronta un momento de máxima tensión después del ataque a Israel por parte de Irán, que lanzó anoche más de 300 drones, misiles y misiles balísticos que no dejaron víctimas pero supone el primer ataque de ese tipo desde suelo iraní.

Discurso del papa:

Queridos hermanos y hermanas, sigo en la oración y con preocupación y dolor las noticias que han llegado en las últimas horas sobre la gravedad de la situación en Israel a causa de la intervención de parte de Irán.

Hago un apremiante llamamiento para que se detenga toda acción que pueda alimentar una espiral de violencia con el riesgo de arrastrar el Oriente Medio en un conflicto bélico aún más grande.

Nadie debe amenazar la existencia de los demás.

Todas las naciones se comporten conjuntamente y se pongan del lado de la paz y ayuden a israelíes y palestinos a vivir al lado, uno del otro, en seguridad.

Es un deseo profundo de ellos y es su derecho.

Dos estado cercanos.

Que se llegue pronto a un cese al fuego en Gaza y que se negocie con determinación.

Que se ayude a aquella población precipitada en una catástrofe humanitaria.

Que se liberen los rehenes que se han secuestrado.

Cuánto sufrimiento.

Recemos por la paz. Basta con la guerra. Basta de los ataques.