Unos repartidores de comida tomaron la justicia por sus propias manos al sacar de una vivienda a un supuesto asaltante y propinarle tremenda golpiza, mientras el agredido pedía auxilio, informó El Heraldo México.

De acuerdo a la información, este hecho violento se registró en México, sin embargo, se desconoce qué día y en qué ciudad sucedió.

Este grupo de repartidores de comida la mayoría andaba el casco de sus motocicletas puesto para evitar ser identificados, incluso, también portaban la mochila en la que transportan los alimentos con la insignia de Uber Eats.

En el clip se puede observar como este grupo de personas ingresó a una vivienda por la fuerza y posteriormente entran a un dormitorio en donde el supuesto asaltante estaba escondido el supuesto delincuente, "¡agárrenlo, que no escape!", gritó uno de ellos.

Sácalo!, ¡sácalo!", gritaban los enardecidos hombres, mientras otros traían al supuesto ladrón sujetado de los pies y manos para evitar que se escapara.

Al tenerlo tirado en medio de la calle los repartidores procedieron a proporcionar tremenda golpiza a este sujeto, algunos hasta con cascos y fierros le daban.

En un fragmento del video se puede ver como este supuesto delincuente intentó ponerse baca arriba, pero en el intento recibió un golpe con un tubo de hierro en el rostro.

Algunos familiares y conocidos del mal herido pedían entre gritos, "¡déjenlo por favor!,¡déjenlo!", mientras el agredido cubría su rostro lo mejor posible. "¡Ay!, ¡ay!, por favor ya, clamaba.

Finalmente, uno de los repetidores de comida gritó, "¡vámonos!, eso te pasa por ratero" y así fue como dejaron de golpear al supuesto delincuente.

Hasta el momento, las autoridades no han informado sobre el estado de salud del supuesto ladrón así como la identidad del grupo de repartidores.

Lea: Periodista rompe en llanto tras decirle adiós a su audiencia; gobierno de Ortega ordenó cerrar su canal