Con las altas temperaturas o los climas variados, los usuarios sufren del calor, más si se llega al trabajo y el carro queda en un estacionamiento a la intemperie.

También, cuando se viaja, el problema del calor siempre es un tema complejo de tratar, aún más si son varias personas las que viajan.

La primera opción es encender el aire acondicionado y esperar que el interior refresque, pero hay algunas recomendaciones que pueden ayudar en esa difícil tarea.

Lea: Mejora tu reloj biológico y haz que tu día sea mas organizado

Estos consejos pueden seguirlos las personas que sus carros no poseen el sistema de aire acondicionado o este se ha dañado, pero el calor incesante permanece dentro.

¡A tener en cuenta!

1.Estaciona en un lugar adecuado. Si tu carro se encuentra en un garaje o en un lugar con sombra, la temperatura interior no aumentará tanto como si lo estacionas a pleno sol.

Procura buscar sitios en los que puedas estacionar en estas condiciones para poder garantizarte un poco más de confort en el interior, donde haya sombra de árbol o artificial.

También puedes ayudarte usando parasoles o cortinas que hagan que los rayos solares no entren en el interior.

Vea: ¿Cómo mantener limpio el tablero de tu carro? Sigue estas recomendaciones

2.Abrir las puertas. Es un truco efectivo y lógico, pero a veces no se implementa por la inseguridad o el poco tiempo que se tiene para tomar el carro y ponerlo en acción.

Abrir y cerrar las ventanas cinco veces se conseguirá que el aire caliente salga y se introduzca más fresco.

3. Colocar trapos húmedos. Al tener sed lo que el cuerpo necesita es tomar agua, por lo tanto, refresca y disipa las altas temperaturas.

En este caso, se puede comprar agua helada y mojar algunos trapos para los coloques en las ventanas y tablero para lograr un enfriado rápido.

4. Usar hielo. Este truco puede parecer imposible, pero se puede mantener el hielo en bolsas impermeables y colocarlas en el suelo del carro. Con estas se bajará bastante el calor, más si se trata de trayectos cortos.

5. Usar botellas de plástico. Estas se deben cortar y colocar en una parte de la ventana. Se coloca la parte más ancha hacia afuera y al introducirse lo hará comprimido de forma localizada al espacio que se desee.

Dato

Finalmente, abrir las ventanas es lo recomendado, pero si no se puede, por el peligro o estas están dañadas, las opciones planteadas serán las más adecuadas.

Este es un artículo de la versión impresa de tunota. Lea más noticias relacionadas.