Óscar Zelaya se describe como un hombre agradecido, disciplinado y persistente. Es un incansable promotor del arte y la cultura desde 1983, por lo que se constituye en una importante personalidad de esos ámbitos.

Estudió en la Academia Nacional de Arte Dramático, graduándose como profesor de arte con orientación a artes escénicas.

Lea: Claudia Zablah, apasionada por las letras y brindar ayuda con sus libros; su tercer libro fue presentado en París

Óscar Zelaya ha sido guionista. Fue director de la Academia Nacional de Arte Dramático y productor radial y de televisión. Ha trabajado alternando estas disciplinas y también escribiendo.

Historia

Empezó en el teatro cuando entró a la academia en 1983. La institución era dirigida por el director de teatro y actor en escena Saúl Toro.

“La impartición de talleres de teatro en casi toda Honduras ha sido una de mis grandes satisfacciones, especialmente compartir mis conocimientos”, dijo a tunota.

En la Escuela Nacional de Bellas Artes (ENBA) obtuvo el título de Técnico en Artes Plásticas. En el Teatro Taller Tegucigalpa fue actor de escena y se desempeñó como dibujante de piezas arqueológicas en el proyecto de excavación arqueológica “La Florida”, en La Entrada, Copán.

Ya le he dado a mi país tres libros "Akelarre”, "Teatro maya para jóvenes", y “Apoteosis de un asesinato”, detalló a tunota.

Solo en Facebook, se le encuentra con su nombre, ya que no es muy fan de las redes sociales.

Siempre recibió el apoyo de su familia, amigos y su esposa Marybelle Fajardo, que es una pieza fundamental en la realización de los proyectos. Asimismo, le gusta mucho escuchar jazz mientras pinta acuarelas.

Obras. Las mejores obras en que participó fueron: "Terror y miserias del tercer reich", Bertold brecht, dirigida por Saúl Toro, y “La cándida Eréndira y su abuela desalmada” de Gabriel García Márquez.

“Fue una experiencia enriquecedora porque nos basamos en la novela. Se hizo el texto teatral y luego se realizó la puesta en escena que fue dirigida por el director de teatro y actor de escena Tito Estrada”, añadió Zelaya.

También estuvo en el proyecto Teatro por la paz, derivado de una consultoría con la Unesc entre 2000-2002; así como en "Historia de fiscales", del Ministerio Público, una serie de televisión entre 2002-2004.

Por eso consideró que ha logrado tener la oportunidad de enseñar lo que ama. “Experiencia y satisfacción de viajar por mi país, impartiendo talleres de teatro”.

Hoy tiene en proceso dos libros que pronto saldrán al público. En proceso está el montaje de una radioteatro.

POR: YENIFER OLIVA.

Este es un artículo de la versión impresa de tunota. Lea más noticias relacionadas.

Además: Galileo Medrano, pintor muralista que desea levantar el arte en Honduras