Unos mil 500 trabajadores de la transaccional estadounidense Standard Fruit Company subsidiaria de la empresa agrícola Santa Inés fueron suspendidos de sus labores por un término de 120 días por la destrucción de sus plantaciones tras el paso de los huracanes Iota y Eta.

Según se conoció a través e TN5 estelar, los hondureños laboraban para la finca de La Paz, La Esperanza y Guanacaste, las cuales fueron dañadas en un 100 por ciento.

Temas relacionados

Asimismo, se informó que el sindicato de trabajadores de la transnacional planteó a la bananera el pago de su salario, donación de alimentos, pero la empresa rechazó la propuesta.

Le puede interesar: Así será la circulación de hondureños la próxima semana, según Mesa Multisectorial

Entregarán un préstamo

De la misma forma, se dio a conocer que al final se logró que a cada empleado suspendido se le otorgará un préstamo de 2 mil lempiras.

Por su parte, el dirigente sindical reconoció la suspensión de las siete fincas, mientras que la transnacional comenzó con la reconstrucción de las partes que quedaron en óptimas condiciones.

Se estima que la Standard genera unos 6 mil empleos directos; aún se desconoce el total de áreas dañadas, mientras que ejecutivos ya sobrevolaron la zona afectada.

https://youtu.be/9s8RVkquC-U?t=2303

Lea también: Vestigios mayas afectados y 100 aldeas incomunicadas en Copán Ruinas tras paso de Iota