Durante la reciente Semana Santa (24 al 31 de marzo), los reportes del Cuerpo de Bomberos revelaron notables diferencias en la incidencia de accidentes y emergencias en comparación con el año anterior.

En el ámbito de los accidentes vehiculares, se observó un incremento significativo del 33%, con 68 incidentes en 2024 frente a los 51 registrados en 2023. Asimismo, los accidentes involucrando motocicletas también aumentaron en un 37%, pasando de 35 casos en 2023 a 48 en 2024.

El sábado 30 de marzo, en la carretera CA-5 en Zambrano, Francisco Morazán, una familia fue impactada por otro vehículo mientras se desplazaban con sus tres hijos. Todos resultaron heridos y fueron llevados a un centro médico en ambulancias de Covi, pero la pastora Yeni Reyes de Matamoros falleció debido a la gravedad de las heridas.

Previo a este suceso, la Comisión Nacional de Prevención en Movilizaciones Masivas (Conapremm) registró otro deceso por incidente de tránsito,

En contraste, los incendios estructurales experimentaron una reducción del 30%, descendiendo de 33 en 2023 a 23 en 2024. Sin embargo, los incidentes relacionados con zacateras aumentaron un 10%, pasando de 150 a 165, mientras que los incendios forestales disminuyeron en un 19%, de 56 en 2023 a 49 en 2024.

VEA: Fallece pastora Yeni Reyes, esposa del exfutbolista Rubén Matamoros, tras accidente en Zambrano

En términos de atención médica de emergencia, los servicios de ambulancia tuvieron un aumento significativo del 66%, con 386 intervenciones en 2024 comparado con 203 en 2023. La atención prehospitalaria también experimentó un aumento notorio del 92%, con 256 casos en 2024 frente a 133 en 2023.

Estos datos reflejan una Semana Santa 2024 marcada por un aumento generalizado en accidentes vehiculares y de motocicletas, así como en la demanda de servicios médicos de emergencia, a pesar de una disminución en los incendios estructurales y forestales.

LEA: Copeco pide precaución a hondureños en su regreso a casa tras la Semana Santa