El Juzgado de Letras de Tocoa, Colón, decretó detención contra tres implicados en la muerte Mauricio Rivas, un reconocido bartender cuyo cadáver fue encontrado el pasado 18 de septiembre semienterrado en el patio de una casa en la colonia La Norteña, de la ciudad antes mencionada.

Los sospechosos responden a los nombres de Elix Fernando Reyes Artiles, Alvin Lenin Reyes Díaz y Belky Lizeth Ocampo Cedillo, esta última era la presunta novia del ahora occiso.

Al respecto, Reyes Ariles está siendo acusado por los delitos de asesinato, robo con violencia agravado, tenencia ilegal de arma de fuego de uso prohibido y asociación para delinquir a título de autor.

Asimismo, Reyes Díaz se le presume responsable de asesinato a título de cómplice y asociación para delinquir.

Mientras, Ocampo Cedillo se le supone la comisión de los ilícitos de asesinato y asociación para delinquir a título de autor.

Se conoció que tras el dictamen dado ayer por el juzgado, los dos individuos de sexo masculino fueron remitidos a la cárcel de máxima seguridad de Siria, en El Porvenir, Francisco Morazán.

Por su parte, la fémina fue llevada a la Penitenciaría Nacional de Adaptación Femenina Social (PNFAS), en Támara, Francisco Morazán.

La audiencia inicial para estos imputados se programó para el 23 de septiembre a partir de las 9:00 de la mañana en los juzgados de Tocoa.

Vea también: Triángulo amoroso sería causa de asesinato de bartender en Colón; identifican a pareja que estaría implicada

Lo que se sabe del caso

El domingo 18 de septiembre finalizó trágicamente la búsqueda de Mauricio Rivas (31), quien desapareció el día 14 del mismo mes tras salir de su apartamento y fue hallado enterrado en el patio de una casa en la colonia Norteña, Tocoa.

Las autoridades lograron el hallazgo del cadáver y la detención de los sospechosos gracias al celular de la víctima y a un vendedor de drogas.

Según la información manejada por este medio, el supuesto homicida, Elix Reyes, se quedó con el teléfono móvil de Rivas y posteriormente habría ido en busca de drogas para las personas que lo iban a soterrar.

Estando en el lugar para adquirir estupefacientes, el acusado apagó el celular del bartender tocoeño, acción que ocasionó que la compañía telefónica de Rivas determinará el último sitio donde el aparato tuvo señal, información usada por los investigadores.

Las autoridades dieron con el vendedor de drogas y lo capturaron, este les indicó los nombres de las personas a las que les había vendido y dónde vivían, siendo la dirección de Belky Ocampo, novia de la víctima. Al llegar a la casa encontraron el cuerpo semienterrado en el patio y detuvieron a los sospechosos.

Puede interesarle: Bajo la lluvia y con una extensa caravana despidieron a Mauricio Rivas Recarte en Tocoa