Las declaraciones de la mandataria hondureña se generaron minutos antes de que en el Congreso Nacional fracasara el primer intento por elegir al fiscal general y al fiscal general adjunto que ejercerán funciones entre 2023 y 2028.

Al filo de las 5:10 de la tarde, el jefe de bancada de Libertad y Refundación (Libre), Rafael Sarmiento, presentó una moción nominativa que sugería a los liberales Johel Zelaya y Marcio Cabañas como candidatos a fiscal general y fiscal general adjunto.

Y, minutos después, el jefe de bancada del Partido Salvador de Honduras (PSH), Jhosy Toscano, presentó una segunda moción nominativa que proponía a Marcio Cabañas como candidato a fiscal general y a Jenny Almendares como fiscal general adjunto.

Tras el fracaso en la elección, el presidente del Congreso Nacional, Luis Redondo, convocó a una nueva sesión este miércoles a las 2:00 de la tarde.

Castro: 'No he perdido la esperanza'

Desde Casa Presidencial, en Tegucigalpa, capital de Honduras, durante una movilización que convocó para "urgir" la elección de los fiscales general del Ministerio Público, Castro expresó su esperanza en alcanzar consensos en el Congreso Nacional.

LEA: CN halla consenso con uno de los 5 candidatos a fiscal general y adjunto

"No he perdido la esperanza en lograr consensos, a sabiendas de que ellos (la oposición) tienen mayoría, pero debemos adecentar nuestro país con justicia", manifestó Castro.

La Constitución hondureña, en su artículo 233, estipula que el periodo en funciones del fiscal general y el fiscal general adjunto es de cinco años.

En este contexto, los actuales titulares de dichos cargos, Óscar Chinchilla y Daniel Sibrián, culminarán su mandato el próximo jueves a las 11:59 de la noche.

No obstante, la Ley Orgánica del Poder Legislativo, artículo 80, establece que mientras no se designen a sus sucesores, los actuales titulares del Ministerio Público continuarán en funciones. Esta disposición legal ha generado un debate sobre la interpretación de los plazos y la necesidad de realizar una elección.

La presidenta Castro señaló que la falta de "diálogo" y "debate" proviene principalmente de la oposición, y no de su partido Libertad y Refundación (Libre).

"Son esas fuerzas del mal, que adversan mi gobierno, las que no quieren diálogo, las que no quieren consensos. Ellos menosprecian la voluntad del soberano que me eligió", soltó Castro.

Solo hay consenso con un candidato

De acuerdo con el análisis político, de los candidatos nominados a fiscal general y fiscal general adjunto solamente Cabañas logra obtener la mayoría calificada entre los tres candidatos propuestos, dado que otras fuerzas políticas, Nacional, Liberal y Partido Salvador de Honduras (PSH), respaldan una nómina alternativa que incluye a Jenny Almendares como fiscal general adjunta y a como fiscal general.

Para efectuar esta elección, que determinará la cabeza de la Fiscalía hondureña entre 2023 y 2028, se requieren al menos 86 votos.

VEA: Se estanca elección del fiscal general y adjunto; ninguna de las mociones pasó