El diputado del Partido Nacional (PN), Jorge Zelaya, reconoció este jueves que hay nacionalistas que están nerviosos por el juicio del exdirector de la Policía Nacional, Juan Carlos "El Tigre" Bonilla y del expresidente Juan Orlando Hernández (2014-2022), ambos extraditados a Estados Unidos y acusados por delitos de narcotráfico.

En declaraciones a medios locales, el congresista dijo que "no solo en lo de 'El Tigre' Bonilla, también en lo del expresidente -Hernández, de afiliación nacionalista,- y en otros que puedan estar llamando todavía".

Zelaya sugirió a sus correligionarios que podrían estar señalados en los dos juicios que se desarrollan en la Corte del Distrito Sur de Nueva York que vayan a aclarar su situación.

Lea: Cinco 'personas importantes' del CN serán solicitados en extradición por EE. UU.: Nasralla

"Que aclaren su situación y si no tienen nada que ver, van a regresar. Si están involucrados ni modo, ellos tomaron la decisión de involucrarse, eso es a título personal", manifestó.

Seguidamente, agregó que "a nadie lo meten, uno se mete. Si a usted le hacen una propuesta irregular, está en decir sí o decir no y eso nos ha ocurrido a todos".

Nerviosismo

Sobre si hay nerviosismo en algunos líderes nacionalistas, el también periodista de profesión expresó que "sin duda, tiene que haberlo, hay cosas que no se pueden esconder, es una realidad; ojalá que puedan demostrar su inocencia".

El parlamentario hondureño agregó que los personajes que podrían estar "nerviosos" son los altos exfuncionarios en la pasada administración del expresidente Hernández.

"Quienes puedan estar preocupados son seguramente quienes fueron altos exfuncionarios del gobierno anterior como ministros", apuntó Jorge Zelaya.

Vea: ¿Dónde está Ebal Díaz? Esto dice el registro migratorio del exfuncionario al que piden acusar

Finalmente, indicó que estos dos juicios en la Corte de Nueva York deben servir como reflexión a la gente que cuando ocupa un cargo no es para servirse a uno mismo, sino para servir y tener los pies en la tierra. 

"Esto debe servirnos de reflexión en que, cuando se ocupa un cargo, no es para ir a servirse, es para servir, deben entender eso y poner los pies sobre la tierra que los cargos tienen un comienzo y tienen un final", puntualizó Jorge Zelaya.

Dato

El expresidente hondureño fue extraditado a Estados Unidos el pasado 21 de abril por supuestos delitos relacionados con el narcotráfico y armas de fuego.

Hernández, se encuentra recluido en el Centro de Detención Metropolitano ubicado en Brooklyn, Estados Unidos, y su próxima audiencia está programada para el próximo 28 de septiembre de 2022, cuando la fiscalía presente las pruebas que tiene en su contra.

Se espera que el juicio contra Hernández inicie en enero de 2023 y, de ser encontrado culpable, podría enfrentar una pena máxima de cadena perpetua y una mínima de diez años.

Por su parte, el exdirector de la Policía Nacional "El Tigre" Bonilla fue extraditado a Estados Unidos el pasado 10 de mayo, acusado de tres cargos relacionados con el narcotráfico y uso de armas.

Bonilla permanece recluido en la misma prisión que el exgobernante hondureño, y este viernes se realizó la audiencia de presentación de pruebas, la cual fue suspendida, supuestamente por haber mentido al asegurar que necesitaba un abogado gratuito por no tener dinero.

Sin embargo, el Ministerio Público de Honduras inició hoy el proceso de incautación de 19 bienes a nombre de "El Tigre" Bonilla, los cuales ascienden a unos 11 millones de lempiras.

Además: ¡Por la fuerza! Momento en que agentes ingresaron a casa del Tigre Bonilla en la capital