En la carta, fechada el 29 de enero de 2024, el jurista, designado como abogado a la defensa de Bonilla el pasado 8 de enero, expone cuatro razones fundamentales para la solicitud previo al juicio por narcotráfico programado para el 12 de febrero.

Debido al corto periodo de tiempo, De Castro pidió al juez de la Corte, Kevin Castel, que en lugar de nombrarlo miembro del equipo legal del imputado, le permita contribuir a la defensa en la preparación del caso sin ser designado, ya que sin un aplazamiento del inicio del juicio, esa sería la forma más eficaz en que podría brindar su ayuda.

"Simplemente no puedo brindar asistencia judicial constitucionalmente efectiva al Sr. Bonilla Valladares en un período de tiempo tan corto", dice la carta.

VEA: Fiscalía de NY se opone a separar juicio de JOH, 'El Tigre' y Mauricio Hernández

En la misiva, De Castro argumenta que su participación en el juicio de Bonilla Valladares se ve comprometida debido a compromisos legales previos. En primer lugar, destaca su actual preparación para una audiencia de Fático (para confrontar a dos personas, testigos o acusados para determinar si existen o no contradicciones en sus confesiones) programada para los días 27 y 28 de febrero de 2024, en la que representa al General Cliver Alcalá Cordones en el caso Estados Unidos v. Nicolás Maduro (presidente de Venezuela), relacionado con cargos de narcoterrorismo.

En segundo lugar, señala su papel como abogado principal del exjefe de Seguridad Pública de México, Genaro García Luna, cuya moción para un nuevo juicio debe ser respondida antes del 1 de marzo de 2024. La complejidad de este caso y el plazo ajustado para la respuesta dificultan su compromiso simultáneo con el caso de Bonilla Valladares.

La tercera razón presentada por De Castro es su inminente ausencia programada del 14 de marzo al 1 de abril de 2024, durante la cual planea viajar con sus dos hijos pequeños, siendo el único padre disponible.

Por último, el abogado argumenta que, incluso si no fuera el abogado principal en el caso de Bonilla Valladares, el tiempo limitado de dos semanas no le permite prepararse adecuadamente para un juicio de esta magnitud, dada la extensa documentación y sus responsabilidades en otros asuntos legales.

Caso 'El Tigre' Bonilla

Juan Carlos Bonilla Valladares, alias 'El Tigre' Bonilla, exdirector de la Policía Nacional de Honduras, extraditado el 10 de mayo de 2022 a Estados Unidos, es acusado de desempeñar un papel clave en una conspiración internacional de tráfico de drogas entre 2003 y 2020.

Se le imputa abuso de poder en la policía hondureña para facilitar el tráfico de cocaína a Estados Unidos, usando armas de fuego y participando en actos de violencia extrema. Las acusaciones incluyen supervisión del transbordo de cocaína, asesinato de un traficante rival, y suministro de información confidencial para facilitar los envíos.

LEA: Nuevo abogado de JOH pide aplazar juicio de 90 a 180 días