La administradora de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (conocida como USAID por sus siglas en inglés), Samantha Power, reaccionó "horrorizada" por el reciente asesinato de dos defensores de derechos humanos en Honduras.

Power pidió justicia por la muerte de la activista trans Thalía Rodríguez, de 58 años, asesinada el 10 de enero de 2022 dentro de su vivienda en el cerro Juana Laínez de Tegucigalpa, capital de Honduras.

El crimen lo denunció la organización hondureña LGTBI "Cattrachas", que aseguró que Rodríguez dedicó más de 20 años a la defensa de derechos humanos.

VEA: En menos de 48 horas asesinan a dos defensores de derechos humanos en Honduras

En la imagen la administradora de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Samantha Power. Foto: Efe.

Muerte de líder indígena

La funcionaria estadounidense también demandó justicia por el asesinato del líder indígena y defensor de derechos humanos, Pablo Hernández, hecho que se registró el domingo 9 de enero en San Marcos de Caiquin, Lempira, al occidente de Honduras.

Hernández impulsaba la Universidad Indígena y de los Pueblos, fue Alcalde Mayor de La Auxiliaría de La Vara alta de Caiquín y dirigía Radio Tenán, La Voz Indígena Lenca, y presidente de La Red de Agroecólogos de La Biósfera Cacique Lempira Señor de Las Montañas.

Además, era delegado de la Palabra y cuando fue asesinado se dirigía a una actividad propia de la Iglesia Católica.

TAMBIÉN: CorteIDH condenó a Honduras por violar DD. HH. de buzos misquitos

"Estoy horrorizada por los asesinatos de destacados defensores de los derechos humanos en Honduras", escribió Samantha Power en su cuenta de Twitter, haciendo referencia a los activistas Thalía Rodríguez y Pablo Hernández.

"Pedimos justicia pronta e imparcial", agregó, además de pedir que "por el bien de todos los hondureños, estos ataques a los activistas deben terminar".

https://twitter.com/PowerUSAID/status/1481038933404397576