El funcionario consular mencionó en una entrevista en radio HRN que Medina fue detenida por el delito de secuestro y trasladada al estado de Morelos. Allí, fue recluida en el Centro Federal de Readaptación Social Femenino, donde cumplirá su condena.

Amador no proporcionó detalles específicos sobre el caso de secuestro en el que estaría implicada la hondureña.

De acuerdo con Amador, Medina contrató a un abogado mexicano privado, cuyos honorarios, pagados por sus familiares desde Honduras, ascendieron a 300 mil pesos, equivalente a más de 430 mil lempiras según el tipo de cambio actual.

PUEDE LEER: 'Mientras no vea su cuerpecito', madre de Enoc se aferra a la esperanza de encontrarlo vivo

Sin embargo, Amador señaló que el abogado logró reducir la condena de 75 a 70 años de prisión a la hondureña, pero luego abandonó el caso.

"Prácticamente es una sentencia de por vida porque ella tiene entre 28 y 35 años y debe cumplir la totalidad de la pena, ya que no hay opción de fianza por el delito de secuestro", explicó Amador.

El cónsul afirmó que ha tenido la oportunidad de hablar con la hondureña sentenciada y que en algún momento "rompió en llanto".

Caso de otra hondureña

Además, Amador informó que en la misma prisión de Morelos se encuentra otra hondureña, identificada como Irma Rosibel Palma Aguilar, originaria de Sulaco, Yoro, al norte de Honduras.

Palma está presa hace diez años por asociación delictiva, pero aún no recibe su sentencia. A ella la capturaron en Reynosa, Tamaulipas.

Según Amador, Palma ha solicitado un defensor público porque no tiene recursos para pagar un abogado privado.

"Ninguna de las hondureñas ha recibido asistencia consular, por lo que estamos haciendo gestiones para proporcionarles un defensor público", concluyó el funcionario.

ADEMÁS: Ella era Wendy Carranza, hondureña fallecida en un atentado a migrantes en México