Madrid- La ola de calor que sofoca desde el martes, a casi toda España, ha provocado en los primeros tres días 84 muertes debido a las altísimas temperaturas que están marcando valores récord y que, a pesar de una ligera mejoría el martes próximo, retomarán a partir del miércoles de la próxima semana.

El Instituto de Salud Carlos III, dependiente del Ministerio de Sanidad español, comunicó este viernes, de que se pueden atribuir 84 fallecimientos entre el 10 y 12 de julio, por las altas temperaturas registradas durante esos tres días.

A pesar del alivio térmico del martes, las temperaturas seguirán siendo aún muy altas la próxima semana; el miércoles se recuperarán y continuarán elevadas, aunque aún no se puede hablar de una nueva ola de calor, indicó el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Cayetano Torres.

Según Torres, la postura de hoy es prácticamente igual a la de ayer, con aire enormemente cálido originario del desierto, que acerca temperaturas extremas, que en algunos casos están golpeando récords.

Unos turistas pasean por el centro de Barcelona, este viernes, en que todas las comarcas de Cataluña entran al máximo nivel de alerta por la ola de calor. Foto: EFE.

Por ejemplo, en el norte del país, Ourense registró ayer 44,1 grados, marcando el día con temperatura más alta registrada hasta entonces; en Zamora, 41,8 grados, y en Ponferrada se alcanzaron los 41 grados, la mayor desde hace 70 años.

En la región de Madrid, en la estación del parque del Retiro, se registraron 40,7, grados, lo que supone igualar la efeméride del 14 de agosto del 2021.

También, en el sur están disparados los termómetros: En Sevilla se registraron 44,3 grados; sin embargo, en Castilla-La Mancha, Talavera, se registraron 44,9.

Un hombre se protege del intenso calor con una sombrilla de playa por las calles en la ciudad de Alicante.  Foto: EFE.

Por otra parte, las mínimas de la pasada madrugada fueron extremadamente altas, según el portavoz de la Aemet, y se registraron en Madrid 25,3 grados; en Extremadura en algunos puntos no bajaron de los 28 grados; en Andalucía, Cádiz, la mínima no bajó de los 27 grados.

El próximo lunes, se prevé que la depresión aislada en niveles altos (DANA), que está afectando a España, se mueva hacia el nordeste, lo que traerá un ligero alivio de las temperaturas en la mitad oeste y noroeste, pero a partir del próximo miércoles, volverán a subir los mercurios.

Con información de EFE.