Claudia Aguilera, viuda del fiscal paraguayo Marcelo Pecci, asesinado en su luna de miel en Cartagena, Colombia, el pasado 10 de mayo, descartó que su esposo haya recibido amenazas a muerte antes de su asesinato.

La versión de Aguilera fue confirmada por el fiscal de Asuntos Internacionales de Paraguay, Manuel Doldán, quien dijo que la periodista paraguaya le afirmó no haber recibido amenazas de grupos criminales o terroristas, según informó el medio La Nación, de Paraguay.

"Ella (Aguilera) me contó que no habían participado en ningún acto de amedrentamiento o de amenazas concretas en los últimos tiempos, más que Marcelo (Pecci) le hablaba de algunos casos aislados que fueron circunstancias que todos los fiscales evidenciamos acá en Paraguay y en el mundo, pero nada concreto", sentenció el fiscal.

Relacionado Esposa de fiscal asesinado en Colombia hizo misteriosa publicación un día antes: 'el último atardecer'

Aguilera colaboró con las autoridades

Asimismo, Doldán aseguró que la comunicadora, viuda de Pecci, colaboró intensamente en las investigaciones preliminares sobre el asesinato del fiscal, más allá de la declaración brindada luego del sangriento hecho en el que perdió la vida su esposo.

"Los espacios que me tocó compartir con Claudia Aguilera fueron espacios de un poco de paz. Ella estuvo colaborando de manera intensa, no durmió casi nada y el tiempo que estuvo allá, prestó las declaraciones y estuvo trasladándose de Barú a Cartagena, de un hotel a otro, al Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía tenía entrevistas con la policía, realmente en los espacios donde estuve con ella, dejaba que hable más que yo hacer preguntas", afirmó el fiscal Doldán al medio sudamericano.

Además Fiscal Marcelo Pecci: Revelan qué hay detrás del supuesto vídeo que muestra a sicarios en una jet ski

Sobre el fiscal Pecci

Marcelo Pecci era fiscal contra el crimen organizado en su natal Paraguay y contrajo matrimonio con la periodista Claudia Aguilera el pasado 30 de marzo.

Al momento de ser asesinado, Pecci y Aguilera se encontraban en una playa de Cartagena de Indias, Colombia.

Según información de medios internacionales, el asesino le infirió tres disparos con una pistola 9 milímetros, calibre de las balas encontradas en el cuerpo del fiscal paraguayo al momento de su autopsia.

Policía colombiana ofrece recompensa

A raíz del trágico suceso, la Policía Nacional de Colombia ofreció una recompensa de unos 2,000 millones de pesos, (unos 11,9 millones de lempiras) para dar con el paradero del hechor, de quien se tienen retratos hablados y una imagen obtenida de una cámara de seguridad.

Siga leyendo Auditoría al manejo del 'Tasón' no debe causar molestia ni resquemor, dice abogado