El histórico juicio a Donald Trump entrará la próxima semana en una nueva fase con la presentación de argumentos acusatorios y el desfile de los testigos, una vez que este viernes concluyó la composición del jurado que sellará la suerte del exmagnate republicano que aspira a volver a la Casa Blanca.

Mientras el juez de origen colombiano Juan Merchan daba por terminada la formación del jurado, con 12 titulares y seis suplentes, un hombre se prendió fuego frente al Tribunal Supremo de Manhattan donde se le lleva el proceso a Trump, pese a la fuerte presencia policial y las decenas de cámaras de televisión que esperaban su salida para la pausa del almuerzo.

El incidente no parecía tener vínculo con el juicio al expresidente republicano. Las autoridades indicaron que el hombre, que antes de inmolarse había lanzado panfletos con teorías conspirativas, estaba en situación crítica en el hospital.

LEA: Juicio contra Donald Trump: jurado completo tras designación de suplentes

Un testigo, que se presentó con el nombre de Dave y de 73 años, contó a la AFP, visiblemente impactado, que vio al hombre abrir un recipiente, derramar el contenido sobre su cuerpo y prenderse fuego con un encendedor.

Presión

Trump, de 77 años, se ha declarado no culpable de los 34 cargos en su contra por supuestamente comprar el silencio de una exactriz porno con la que habría mantenido una relación extramatrimonial, de tal manera que no interfiriera en su campaña presidencial de 2016, que ganó a la demócrata Hillary Clinton.

Cuatro días ha demorado el juez en seleccionar, entre cerca de 200 candidatos, al jurado que tendrá la enorme responsabilidad y presión de juzgar a lo largo de seis semanas al primer expresidente en la historia de Estados Unidos que se sienta en el banquillo penal.

Además, a quien es candidato a volver a la Casa Blanca en las elecciones del 5 de noviembre.

Dos mujeres que habían sido preseleccionadas se echaron a llorar en el interrogatorio final. "Lo siento. Pensé que lo podría hacer", dijo una que fue rápidamente descartada por el juez. "Esto es mucho más estresante de lo que pensé", confesó.

El último escollo que tuvieron que superar la mayoría fue el exhaustivo cuestionario de la defensa sobre sus publicaciones en las redes sociales y su opinión sobre el exmagnate, que estuvo muy atento a la hora en las respuestas.

El próximo lunes, la fiscalía y la defensa presentarán el caso al jurado, antes de que suba a la tribuna el primer testigo de la acusación, cuyo nombre no se ha revelado para que Trump no lo publique.

El fiscal Joshua Steinglass volvió a denegar este viernes esta "cortesía" habitual a la defensa del expresidente. Solo el domingo, dijo, comunicará la identidad de uno de los testigos y, si el magnate no lo tuitea, quizá reconsidere su posición, advirtió.

A su llegada a la corte este viernes, Trump arremetió sobre la orden que le impide atacar a testigos, fiscales y familiares del personal del tribunal, a la que calificó de "muy injusta". El martes habrá una audiencia al respecto.

Acepten mis decisiones

Pero el juez ya dejó claro a la defensa del exmagnate que existe un "momento" en el que tienen que "aceptar" sus decisiones.

"El juez tiene que retirar esta orden de mordaza", dijo Trump, que tiene un largo historial, incluso cuando era presidente, de amenazar e insultar a oponentes privados y públicos.

A la salida, volvió a calificar el juicio de "gigantesca caza de brujas", orquestada, según él por los demócratas que le quieren impedir que vuelva a la Casa Blanca.

En las últimas encuestas electorales, se encuentra muy igualado con el presidente demócrata, Joe Biden, para los comicios de noviembre.

Lo cierto es que el juicio, en el que tiene que estar presente, ha interrumpido  su campaña, pero Trump ha intentado aprovechar la cobertura de la prensa para transmitir su afirmación de ser la víctima de un "engaño". El sábado dará un mitin en Carolina del Norte.

El republicano también se enfrenta a otras tres causas penales, entre ellas por cargos mucho más graves de intento de anular su derrota electoral de 2020 frente a Biden, pero que se han retrasado repetidamente y es poco probable que ahora se vayan a celebrar antes de las elecciones.

Si es declarado culpable, podría enfrentarse a la cárcel, pero lo más probable es que se le imponga una multa. El veredicto del jurado debe ser unánime.

LEA: Seleccionados los 12 miembros del jurado para el histórico juicio contra Donald Trump