Rohee es una niña coreana de 4 años que ganó fama luego que millones de usuarios de WhatsApp crearan stickers con sus imágenes que causan gracia por sus gestos y forma de expresarse.

Ante al fama que la niña ha logrado en las redes sociales, los padres de Rohee solicitaron que dejaran de tomar, compartir y reproducir fotografías de su hija, esto debido a una situación comercial.

Según explican diversos medios, la menor ha sido contactada para ser el rostro de diferentes campañas o productor, por lo que la reproducción de las fotografías podría significar la cancelación de contratos y hasta una demanda a quienes no respeten dicha petición.

"No copies ni captures fotos sin permiso"

A través de la cuenta principal en Instagram @jinmiran_ en la que cuenta con más de 1.4 millones de seguidores, escribieron: "No copies ni captures fotos sin permiso".

Pese a que la advertencia va dirigida para las personas que reproduzcan las imágenes con fines comerciales o lucrativos, existe la posibilidad que la madre de la niña coreana desee registrar el nombre y rostro de su hija para que todos los usos no autorizados de la menor sea prohibidos y desaparezcan, según explicó Infobae.

Lo anterior estaría basado en los términos de servicio de WhatsApp que podrían detectar la distribución indebida de la "propiedad intelectual" y que desencadenaría un bloqueo o eliminación de los paquetes de stickers que tengan el rostro de la menor.

Entretanto, si eres una persona fanática de las ocurrencias de las pequeñas, podrás seguirlas viendo a través de sus redes sociales oficiales, donde sus padres comparten todas sus ocurrencias.

TE PUEDE INTERESAR: Mujer dejó de depilarse durante tres años y ahora muestra con orgullo los resultados