×
Suscríbete a TuNota

img

Votantes conscientes y votantes irracionales, ¿de qué lado estamos?

El ciudadano se convirtió en un simple medio para legitimar campañas políticas vacías de contenido y propuesta, en un simple aval para políticos ansiosos de poder y carentes de sensibilidad social


Se dice que una democracia es representativa, cuando son los ciudadanos de una nación los que sustentan el poder político de manera indirecta a través de los representantes que ellos mismos eligen mediante el voto y con la expectativa de que ejerzan el poder tomando las mejores decisiones en beneficio de la sociedad.

Temas relacionados

Fundamentada en características básicas como la participación popular para delegar representatividad y la separación de poderes, es que la Ciencia Política ha definido a la democracia, como la forma de gobierno más justa y conveniente para la armoniosa convivencia ciudadana.

Resulta contradictorio entonces ver como en muchos países, particularmente en los más pobres, esta forma de gobierno va alejándose de sus principios fundamentales, cada vez la participación popular es menor,  hay elecciones incluso a las que no acuden ni la mitad de las personas habilitadas para ejercer el sufragio y en donde los políticos presumen de tener el favor de las mayorías cuando apenas han sido electos con un tercio o menos de la participación electoral.

En este tipo de democracias en deterioro, promovida por electores irracionales y apáticos, la masa popular ya no tiene el control indirecto del poder político, el votante perdió toda posibilidad de delegar representatividad, de exigir participación, de obligar a la clase política a responder con acciones concretas y favorables al interés colectivo.

El ciudadano se convirtió en un simple medio para legitimar campañas políticas vacías de contenido y propuesta, en un simple aval para políticos ansiosos de poder y carentes de sensibilidad social, en un beneficiario de la “caridad” política y no en el receptor del impacto social que por ley le corresponde.

Es producto del ausentismo y el desinterés ciudadano en los procesos políticos que el concepto de democracia aparece fuertemente ligado a escándalos de corrupción, manipulación, deterioro del sistema judicial, desigualdad social, pobreza extrema, crimen organizado y debilidad de las instituciones estatales.

¿Cómo superar la crisis de los malos gobernantes? La democracia no siempre viene acompañada de un buen gobierno y por tanto la renovación de los sistemas políticos  es urgente no solo a nivel de partidos, hay que profundizar en la institucionalidad (leyes, reglamentos, procedimientos), no se puede seguir jugando a la ruleta rusa delegando el poder a personas incompetentes.

Y aquí viene otra pregunta obligada, ¿Vale la pena qué las sociedades sigan eligiendo a malos políticos para que gobiernen?  Fracaso tras fracaso, los votantes siguen mostrando el mismo patrón de comportamiento, pese a los muchos casos de escándalos e irregularidades la gente sigue confiando su voto a las mismas personas y a sus estructuras, esto debe cambiar.

Los malos votantes se traducen obligatoriamente en malos gobernantes, esta irracionalidad del votante promedio favorece a una clase política voraz y despiadada acostumbrada a explotar la ignorancia para su propio beneficio.

Solo el buen criterio de los votantes, ejercido mediante un voto consiente y reflexivo, puede ser soporte democrático y verdadero guardián de la salud social y moral de las sociedades. Votantes racionales guiados por el camino de la justicia y la independencia de su derecho a elegir para alcanzar verdadero progreso.

Solo mediante el voto masivo, juicioso y responsable podemos como sociedad manifestar qué tipo de representantes aspiramos y castigar a quienes una y otra vez defraudaron nuestras expectativas, ya sea porque no cumplieron con lo que prometieron, porque se aprovecharon del poder, resultaron ser corruptos y se preocuparon por sus propios intereses. En un próximo artículo le contaré sobre el perfil del votante ideal, mientras tanto vale reflexionar ¿qué tipo de votante es usted?  


@aldoro/aldoromerohn@gmail.com


LO MÁS LEÍDO EN COLUMNAS
MÁS DE Aldo Romero
6 Feb. 2021

Reivindicar la política

Si no existe la buena política los países no funcionan, no hay controles efectivos en las instituciones gubernamentales, el estado gasta más de lo que recibe y no hay respeto por el ordenamiento jurídico

19 Feb. 2021

Votantes conscientes y votantes irracionales, ¿de qué lado estamos?

El ciudadano se convirtió en un simple medio para legitimar campañas políticas vacías de contenido y propuesta, en un simple aval para políticos ansiosos de poder y carentes de sensibilidad social

28 Ene. 2021

Educación Política

La educación política debe ser una prioridad en las sociedades democráticas, enfocada en establecer y consolidar un proceso formativo que promueva y enseñe técnicas para resolver problemas

Recibe las mejores historias directamente a tu correo
!Suscríbete YA!