Desde hace algunos años, el mundo ha apostado por crear y utilizar productos biodegradables, que sean de uso común o diario entre los seres humanos, uno de ellos son las pajillas biodegradables.

Se pretende que estos productos sean a base de productos naturales, como el bambú o las semillas de aguacate, que son los más comunes.

Uno de estos elementos de uso constantes, es la pajilla. No solo se han fabricado de material natural, sino también de metal.

Lea: 7 consejos para comenzar una dieta sostenible con el planeta

Menos de un año

Las pajillas biodegradables elaboradas a base de semilla de aguacate pueden desintegrarse en menos de un año, y su vida útil es de al menos cuatro años, por lo que su presencia no daña el planeta, según ecologistas.

Las que son elaboradas de bambú, están hechas de materiales orgánicos, que, además de reutilizarse, son muy fáciles de limpiar, con un cepillo especial y adecuado.

Con la implementación de estas pajillas, se busca utilizar una sola por un buen tiempo y no una plástica a diario, pues es dañino y perjudicial al planeta.

Vea: 9 recomendaciones para formar un hogar más ecológico

Desintegración

Reciclar es una de las soluciones para combatir la contaminación del planeta y el abrupto cambio climático, pues con esta se reduce el uso de elementos que no ayudan al medio ambiente.

Existen algunos datos de importancia, con respecto al uso consciente de elementos amigables-ecológicos, y es que los plásticos tardan más de un siglo en degradarse.

Por ejemplo, las bolsas plásticas pueden tardar hasta 150 años en desaparecer y una botella del mismo material, hasta mil años.

Ante esto, una de las soluciones es la implementación de estos productos biodegradables.

Estos son considerados bioplásticos, pues son descartables, pero no tan dañinos como los que se usan popularmente.

Este es un artículo de la versión impresa de tunota. Lea más noticias relacionadas.