La presidenta de Honduras, Xiomara Castro, ordenó este jueves a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) que proceda a regular la venta de tarjetas SIM o chips para teléfonos celulares, como parte de las estrategias que se implementarán en el país para combatir el delito de extorsión.

"Ordeno a Conatel controlar la venta de los chips para teléfonos, no se van a comercializar los chips sin el número de identidad", dijo Castro en el marco del lanzamiento del Plan Integral Antiextorsión y Delitos Conexos, llevado a cabo en Casa Presidencial en Tegucigalpa, Francisco Morazán.

Controlar la venta de chips en el que se almacena el número de teléfono e información concreta de los usuarios de empresas operadoras de telefonía móvil fue además, una sugerencia de la Dirección Policial Anti Maras y Padillas Contra el Crimen Organizado (Dipampco), ante el incremento de llamadas extorsivas por parte de grupos criminales.

VEA: Presidenta Xiomara Castro declara emergencia nacional de seguridad

"La portabilidad numérica en el país ha sido un fracaso, desde 2018 se ha venido diciendo que mientras no se regule la venta de líneas telefónicas, chips o SIM Card, difícilmente se va a lograr combatir el cobro de la extorsión", indicó el portavoz de la Dipampco, Mario Fu.

Llamadas extorsivas

Fu manifestó que "los extorsionadores tienen a su disposición una exagerada cantidad de líneas de teléfono sin ningún tipo de regulación" y es por medio de las líneas que llaman, incluso desde las cárceles de Honduras para extorsionar a transportistas y comerciantes a nivel nacional.

TAMBIÉN: Rifas y préstamos clandestinos: los nuevos métodos para cobrar extorsión en Honduras

Según Fu, la investigación en Honduras en contra de los criminales se ve opacada porque cuando se quiere indagar sobre los números desde donde se generan llamadas extorsivas, no hay registro alguno de la persona a quien corresponde el número.

Emergencia nacional

La mandataria Xiomara Castro declaró hoy emergencia nacional en materia de seguridad y giró instrucciones precisas a las diferentes instituciones, entre estas a la Policía Nacional para que en el menor tiempo posible "recupere los espacios públicos asaltados y controlados por el crimen organizado y sus pandillas".

Como parte de las estrategias de seguridad, Castro sugirió a la Policía para que por medio de evaluaciones comunitarias se propongas estados de excepción y suspensión de garantías constitucionales parciales en diferentes sectores del país afectados por la violencia y cobros de extorsión.

PUEDE LEER: Tentáculos de la extorsión se extienden a las gasolineras de Honduras; esto pide Ahdippe