Este es el tercer informe del MIC, titulado "Del Congreso que votamos, al Congreso que tenemos", en el que el CNA califica al Poder Legislativo como "autoritario, ineficiente, corrupto y burdo".

El CNA señaló que la pasada legislatura fue improductiva, ya que se llevaron a cabo solo 42 sesiones de las 104 convocatorias posibles en el período ordinario, aprobando apenas 59 decretos, en comparación con los 157 de 2022, y la mayoría se centraron en condecoraciones y días nacionales, según la coordinadora del organismo Gabriela Castellanos.

Durante 62 días que el presidente de Congreso Luis Redondo no agendó sesiones, el pleno, en consecuencia, no se reunió para legislar sobre temas cruciales, como las elecciones de autoridades de instituciones de segundo grado debido al desacuerdo de los diputados para elegir a los autoridades de la Fiscalía, informó el CNA.

VEA: CNA analiza cumplimiento de promesas de Castro tras dos años de gobierno

Entre estos temas se encontraba la elección de los fiscales en propiedad del Ministerio Público (MP) para el período 2023-2027. Debido a la falta de acuerdos entre las bancadas políticas, no se hizo la elección antes del 31 de agosto, como establece la ley.

Ante esta situación, la Comisión Permanente del Congreso Nacional, compuesta por nueve diputados, eligió el 1 de noviembre a Johel Zelaya y Mario Morazán como fiscales interinos del MP.

Esta comisión asumió funciones después de la conclusión del período ordinario de sesiones del Legislativo 2023 y cesó el 25 de enero pasado, al comenzar la tercera legislatura.

TAMBIÉN: CN da una semana más para que se autopostulen a magistrados del TSC

El CNA también destacó que, a pesar de la parálisis legislativa de 62 días, los 128 diputados "recibieron su salario mensual sin ningún inconveniente", según las erogaciones financieras del Congreso.

Salarios y viáticos

Según los datos del CNA, de enero a octubre de 2023, se destinaron más de 508 millones de lempiras al pago de sueldos y salarios. Además, se erogaron más de 139 millones de lempiras en pasajes viáticos y otros gastos de viajes, pese a la poca actividad legislativa.

Aunque no hay un informe de rendición de cuentas sobre las subvenciones, mensualmente se ejecutaron de 13 a 15 millones de lempiras, un equivalente a más de 112 millones de lempiras en 10 meses del año pasado, agregó la instancia de sociedad civil.

El CNA también manifestó que, del presupuesto anual de 1,448 millones de lempiras que recibe el Congreso hondureño, apenas se ejecutó el 57.16 por ciento.

"Este es el Congreso que tenemos, convertido en el máximo exponente de la mediocridad, que no es más que el reflejo de la conducta generalizada de un cúmulo de funcionarios y servidores públicos que todavía 'no les cae el veinte'", expresó Castellanos.

PUEDE LEER: EE.UU. insta a Honduras a elegir con mayoría calificada de votos al nuevo fiscal general