La corriente de agua sorprendió a Axel mientras buscaba leña cerca del río, en el sector Los Encuentros de Orocuina, y lamentablemente, no pudo escapar a tiempo.

El trágico incidente ocurrió debido a las intensas lluvias que han azotado Honduras desde la semana pasada, causando inundaciones y deslizamientos de tierra en varias regiones del país.

Las fuertes precipitaciones, provocadas por un frente frío que ingresó el miércoles 1 de noviembre, han dejado un saldo de al menos cuatro personas fallecidas, dos desaparecidas y más de 47 mil personas afectadas, según un informe del Cuerpo de Bomberos.

VEA: Cuatro muertos, dos desaparecidos y más de 42,000 afectados dejan lluvias en Honduras

La familia Portillo enfrentó un dolor inimaginable cuando Axel desapareció el 1 de noviembre y su cuerpo fue recuperado dos días después por los elementos del Cuerpo de Bomberos, en Marcovia, Choluteca.

Madre no soportó pérdida de su hijo

Sin embargo, la tragedia no terminó ahí. Lilian Portillo, incapaz de soportar la pérdida de su hijo, se descompensó en su hogar y fue trasladada de urgencia al Hospital General del Sur en Choluteca, donde los médicos confirmaron su trágico fallecimiento.

El impacto de las devastadoras lluvias también se registra en otras partes del país, principalmente en la región norte, oriente y occidente.

Mientras el Cuerpo de Bomberos contabiliza cuatro muertos a consecuencia de las lluvias, la Secretaría de Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales (Copeco) da parte de dos víctimas.

TAMBIÉN: Lluvias intensas y actividad eléctrica se registrarán hoy domingo en Honduras

Kensy Ayala, una adolescente de 14 años, perdió la vida el jueves 2 de noviembre mientras intentaba cruzar una quebrada en Cofradía, San Pedro Sula, Cortés, al norte de Honduras, y Delvin López, un joven de 23 años, fue arrastrado por el río Cuyamel en Santa Bárbara, en la región occidental del país, según la Copeco.

Alertas por lluvias

Debido a la continuidad de las lluvias durante al menos 48 horas más, la Secretaría de Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales (Copeco) extendió las alertas emitidas desde el 1 de noviembre.

En alerta roja se encuentran los departamentos de Santa Bárbara (occidente), Cortés, Atlántida, Islas de la Bahía y Colón (Caribe); Yoro (norte), Gracias a Dios (este) y el norte de Olancho (oriente).

En alerta amarilla, de vigilancia, están Copán, Lempira, Intibucá y Ocotepeque (occidente), La Paz, Comayagua y Francisco Morazán (centro), El Paraíso (oriente), Choluteca y Valle (sur).

El municipio de Alianza, ubicado en el departamento de Valle, al sur de Honduras, también permanece bajo esta alerta debido a los daños provocados por el desbordamiento del río Goascorán e inundaciones en la Costa de los Amates.

LE PUEDE INTERESAR: En PCM de emergencia destinarían fondos para rehabilitar carreteras dañadas por lluvias