×
Suscríbete a TuNota

img

¡Ni una más!

La sociedad debe cerrar filas para decir ¡Ni una más!, porque mañana, puede ser tarde


En el 2015, una campaña contra la violencia hacia las mujeres y los femicidios se hizo tendencia en América Latina. Argentina fue el artífice de ese movimiento que empezó a calar entre las mujeres sin imaginar que su slogan ¡Ni una más!, se convertiría en un reclamo permanente de lucha contra la impunidad.

Temas relacionados

En Honduras, las noticias sobre los femicidios aparecían procedentes de México, por la inseguridad y violencia que azota ese país. Pero esa epidemia pronto se expandió a la región centroamericana y Honduras no fue la excepción.

Entre los años 2005 y 2020 más de 6,500 crímenes contra mujeres se han registrado en la nación, según el Observatorio de la Violencia de la UNAH, y los datos en poder de las organizaciones de mujeres. De esas muertes, la gran mayoría están en la impunidad.

Pero no solo muertes violentas contra las mujeres se contabilizan en el país, la pandemia también disparó otras violencias: la física, la doméstica, la sexual, y la ciberviolencia, por citar algunas. Las mujeres y las menores se volvieron el blanco de una intimidación machista y de una sociedad sumida en la indiferencia.

Vea: Sexting: Ariana Herchi y Stefany Galeano dejan atrás el pasado de sus videos y fotos sexuales filtradas en las redes sociales

El slogan ¡Ni una más!, vuelve a cobrar vigencia, pues iniciando el 2022, las mujeres siguen siendo golpeadas, abusadas y asesinadas. Las cifras preliminares de los primeros dos meses del año indican que al menos más de 55 mujeres han sido asesinadas, en medio de un despunte de la inseguridad que empieza a preocupar a la autoridad.

Fresco está el relato del alcalde de Santa María del Real, en Olancho, cuyas lágrimas impactaron a la ciudadanía al no dar crédito como su hermana, víctima de la violencia doméstica, fue asesinada por su pareja, en febrero de este año. El edil relató cómo él advertía a su hermana que las conductas violentas de su compañero de hogar no eran buenas, pero ella no hizo caso, comentó.

Llamó a las mujeres a no permitir ningún tipo de violencia en su contra, pero no es fácil, porque las mujeres víctimas de la violencia caen en un círculo de aceptación creyendo que “mañana será distinto”, “que no va a ocurrir otra vez”, hasta que terminan muertas o mutiladas.

Un informe del Observatorio de Medios contra violencia de Mujeres, Niñas y Femicidios, del IUDPAS en asocio con otras organizaciones, entre ellas la iniciativa Spotlight de la ONU, revela que los departamentos de Cortés, Francisco Morazán y Olancho, destacan entre las principales regiones hostiles hacia las mujeres. La casa de habitación, la vía pública y los solares baldíos son los sitios más frecuentes donde se produce este tipo de hechos. Las víctimas oscilan en las edades de 10 a 29 años.

Lea también: Colombia: campaña electoral ha dejado 188 víctimas de violencia y 22 muertos

Pero no hay departamento en Honduras que no registre un tipo de violencia hacia las mujeres. Mientras los casos aumentan, los legisladores siguen chineando una propuesta de ley orientada a crear las llamadas Casas Refugio que brindan asistencia humanitaria y sicológica a las mujeres víctimas de abuso producto de conductas machistas.

La lucha de las mujeres ha sido tenaz en este sentido, pero los tiempos y prioridades de la clase política parecen no compaginar con las historias de abuso, discriminación y muerte que son objeto las mujeres. La violencia se ha desatado y frente a las agresiones hacia las féminas, la sociedad debe cerrar filas para decir ¡Ni una más!, porque mañana, puede ser tarde.


LO MÁS LEÍDO EN COLUMNAS
MÁS DE Thelma Mejía
16 Mar. 2022

¡Ni una más!

La sociedad debe cerrar filas para decir ¡Ni una más!, porque mañana, puede ser tarde

5 Jun. 2022

¡Avanzamos!

El Ministerio Público ha avanzado en la investigación de los dos primeros casos y la corte de justicia ha designado un juez natural para conocer el caso del parlamentario del partido en el poder, Libertad y Refundación (Libre)

23 Mayo. 2022

Mujer, libertad de expresión y redes de desinformación

Las mujeres, víctimas de la desinformación sufren el ciberacoso por medio de las redes sociales, el espacio público donde mejor se posicionan

Recibe las mejores historias directamente a tu correo
!Suscríbete YA!