×
Suscríbete a TuNota

TUNOTA

img

Consecuencia letales

Enviamos a la atmosfera en el año 2023, la alarmante cifra de 16,800 millones de kilogramos de Dióxido de Carbono, las consecuencias será letales...


Temas relacionados

El año 2023 se convirtió oficialmente en el año más cálido de la historia y el mes de enero de 2024 ha sido registrado por la Organización Meteorológica Mundial, como el mes más cálido de la historia y es el octavo mes consecutivo en ser el más cálido registrado para esta época del año, mientras tanto las temperaturas de la superficie del mar han alcanzado niveles récord por diez meses consecutivos.

Ojo, mucho ojo, que estos registros sorprendentes no aparecen por arte de magia, son la CONSECUENCIA de la terquedad humana de continuar con nuestras actividades irresponsables, contaminando nuestra atmósfera, fabricando sobre nuestras cabezas, una especie de domo, compuesto por gases expertos en atrapar calor y devolverlo a la tierra, haciendo que nuestro planeta, hogar de la especie animal, vegetal y humana, se enferme con una temperatura ascendente, lo que altera el sistema climático de la tierra y por ello estamos metidos en un problema MAYUSCULO que nos está conduciendo hacia un sufrimiento extremo, del que nadie, en ninguna parte del mundo podrá escapar.

Te recomendamos: En 37 años será el principio del fin…

Lo ilógico es que, pese a esta terrible amenaza, nuestros líderes políticos siguen jugando a ser inteligentes y priorizando lo que no es importante, frente a una sociedad embrutecida que se los permite.

Un informe científico que recién fue revelado, reporta que además de los gases que ya hemos acumulado por décadas en la atmósfera, solo en el año 2023 que recién dejamos atrás, enviamos adicionalmente la exorbitante cifra de 16,800 millones de kilogramos de dióxido de carbono, que equivale aproximadamente a 2,100 kg de dióxido de carbono por cada persona, sin contar con la alta cifra que nuestros océanos y bosques lograron atrapar durante el año en mención, para evitar que se fueran a la atmosfera.

Esta acción de seguir enviando sin control gases como el dióxido de carbono, óxido nitroso y metano, no quedará impune, porque la naturaleza no hace arreglos bajo la mesa como nuestros políticos, el precio a pagar por nuestras conductas suicidas será muy alto, de hecho, ya nos están pasando la factura las cifras de gases enviadas años atrás y esa es precisamente la razón por la que, los ecosistemas de los cuales depende la vida en la tierra comenzaron a colapsar y para no brindarles ejemplos lejanos, miremos lo que ya sucede en nuestras comunidades en Honduras y el resto de Centroamérica, donde el recurso agua, desaparece frente a nuestros ojos, se evapora de nuestros ríos, quebradas y acuíferos, debido a las temperaturas cada vez más cálidas, los bosques se están quedando sin humedad, quedando como cajas de municiones, indefensos ante los incendios forestales que se esparcen sin control y son cada vez más letales.

Los hermosos arrecifes coralinos de nuestras costas, perdieron su color y un blanqueamiento anuncia su muerte definitiva, debido a la acidez de los océanos por los excesos de dióxido de carbono, mientras las altas temperaturas dejan a las aguas del mar sin oxígeno y con ello las criaturas mueren masivamente, mientras millones huyen despavoridas y como pertenecemos a una cadena alimenticia, toda la economía que depende del mar se está desmoronando a pedazos, agigantando los tentáculos de la pobreza extrema, que conlleva al descontento social y a su vez a la migración, inseguridad y violencia.

Las olas de calor mortales dejan su huella cada año y en 2023 solo en el Valle de Sula, en una semana del mes de junio, se recogieron 7 cadáveres de personas que según informaron las autoridades, murieron por golpes de calor. La universidad de Bristol (Inglaterra) realizo un estudio meses atrás y advirtió que Centroamérica es una de las regiones del mundo con tendencia a elevar sus temperaturas y pidió a los políticos realizar planes urgentes de prevención, mismos que brillan por su ausencia porque estos temas no son de interés de nuestra clase política.

Así que si usted pertenece a la lista de los indiferentes, a los que nada les interesa, es momento de parar la oreja y preocuparse, pero mejor aún, OCUPARSE, porque una sociedad que no protege y defiende sus recursos naturales está condenada a sufrir y en este caso, la acción climática debe comenzar desde la casa con la reducción inmediata y drástica del consumo de energía, de agua, compremos productos locales, para evitar la huella de carbono por el transporte de productos desde otros países, obliguemos a los empresarios a adquirir un verdadero compromiso con la naturaleza, que produzcan y fabriquen, pero cuidando el planeta, en lo posible no le compre a aquellas empresas que no son amigables con el medioambiente, solo así los obligaremos a ser responsables.

Apelo a la responsabilidad social ambiental individual, empresarial y gubernamental, recuerde que, si nos vamos a ensuciar las manos, que sea por la tierra. Gracias. 

Te podría interesar: La existencia de la especie humana en juego…


LO MÁS LEÍDO EN COLUMNAS
MÁS DE César Quintanilla

8 Sep.. 2020

Nana se fue, pero la amenaza continúa…

Nos encaminamos hacia los días más peligrosos del presente mes de septiembre y octubre próximo, en donde estos fenómenos comenzarán a formarse con más frecuencia

8 May.. 2020

En plena pandemia, rompimos el récord de emisiones de CO2

¡DE EXTREMA IMPORTANCIA! La Tierra podría enfrentar muchos fenómenos y consecuencias de forma simultánea si no tomamos medidas en beneficio del medio ambiente

Recibe las mejores historias directamente a tu correo
!Suscríbete YA!

floating-whatsapp